Las Itacas

Hoy no voy a hablar de programación.

¿Qué ha pasado con los grandes idealistas? Ahora todo es demasiado fácil, la izquierda y la derecha se juzgan sin mirarse con clichés mediatizados y desnutridos. Los linuxeros ven tostadoras descompuestas en cualquier cosa que huela a Windows sin que siquiera la hayan olido. Los tipos complicados como Sartre han quedado fuera de moda y del Che sólo quedan las estampas en las camisetas.

En el inter, nuestra sociedad se ha vuelto un paraíso sicoanalítico, hemos aprendido de una incompleta interpretación de Freud cómo comportarnos y cómo sentir.

Aprendimos que existe un comportamiento no verbal e inconsciente y lo volvimos consiente y obligatorio en juntas de negocios y relaciones personales.

Convertimos los ideales de nuestros padres en deseos de venganza contra expresidentes y olvidamos por completo las ideas. Nos quedamos en los discursos.

No es que me queje, sino que, como dice Llach, creo que hay otra manera de vivir y me gustaría no dejarla sólo para los libros de curiosidades históricas.

Nietzche ya lo sabía cuando dijo que quien tiene un por qué para vivir puede soportar casi cualquier cómo, sin embargo, quien no tiene un por qué, se quedará a vivir en el cómo.

El ideal, la pasión, o la Itaca de Kavafis:

Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias
[…]

Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
[…]

No hagan caso, es sólo que no pude dejar de decirlo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s