Predicciones sobre la Web Semántica

Navegando por allí encontré la entrada de Stephen DownesWhy the Semantic Web Will Fail” del ya muy pasado Marzo del 2007 que, como usted se ha de imaginar, no pude dejar de leer de punta a punta.

Las reflexiones de Downes son sin duda interesantes y bastante informadas, aunque no del todo compartidas. Personalmente, tengo la misma desconfianza hacia el monstruoso Google y al no menos agresivo Microsoft y toda esa colla de autoproclamados querubines del Árbol de Internet (los querubines, para el que no lo sepa, no son esos escuinclitos tipo anuncio de Gerber sin cuerpo y con alitas que revolotean al rededor de vírgenes y santos en muchos cuadros religiosos, sino unos verdaderos monstruos al servicio de Dios encargados de cuidar el Árbol de la Vida aterrorizando a cualquiera que se intente acercar más de la cuenta, digamos una versión divina de los guaruras terrenales).

 

Sin embargo, creo que el problema con la red semántica o Web 2.0 (personalmente no hago ninguna distinción de una con la otra, eran lo mismo cuando se inventaron esos nombres y para mi siguen siendo lo mismo) ya no es el que los grandes corporativos se pongan de acuerdo en estándares o que se adopten vocabularios comunes o que se expongan API’s de cuanta aplicación disponible, que en efecto, harán y dirán cosas no siempre muy parecidas.

La Web semántica tiene una característica que la hace especial, es humana, con o sin corporativos, y es que hasta Google es una creación humana, por más monstruosa que le parezca a algunos. Es un sistema que se organiza (o desorganiza) sólo, con sus consecuentes comportamientos emergentes y sus sistemas de autorregulación (si bien es cierto que Google y Microsoft pueden ejercer incomparablemente más presión que usted y yo juntos). Es un sistema basado en relaciones, no en estándares ni en buenas conciencias, y es esa independencia de la moral lo que lo hace tan poderoso, tan humano y tan moral al final del cuento.

Es cierto que usamos la mayoría de los servicios públicos de la Web 2.0 con un poco de descuido, pero esa es la manera en la usamos nuestros medios más cotidianos, no por eso dejan de ser serios o importantes.

Y por supuesto, no confiaremos los bienes de nuestra empresa o de nuestra cuenta de banco a una empresa nomás por su buena voluntad de hacer aplicaciones gratuitas en la Web, para esas cosas usaremos los servicios del banco, o nuestros propios servidores empresariales, que dicho sea de paso, funcionan en términos de servicios, de orquestación de servicios y administración de procesos, de SaaS, de SOA y, finalmente, en términos de Web 2.0

El sueño de una Web unificada donde todos “seamos iguales” es sin lugar a dudas una utopía más difícil de imaginar que la de More. La Web Social o Semántica o 2.0 es un producto de nuestra actividad comunicacional, no un invento de los grandes corporativos, y aunque las empresas son las que controlan muchos de los detalles técnicos de este e-Ecosistema, no pueden controlarlo del todo.

No sé cual es el futuro de la Web 2.0, y aunque no puedo decir que llegó para quedarse, tampoco puedo decir que sea un “perdedor”, algo le pasará, en algo evolucionará como cualquier forma de socialización humana, en cualquier caso soy optimista, a pesar de Google y de Microsoft y de todas las grandes empresas, al final, sea lo que sea que termine pasando, será innegablemente humano, y por ello algo bueno habrá de tener (aunque sea poco).

Un saludo a Downes y a todos los sonrientes pesimistas que nos hacen pensar

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s