La no máquina de Wittgenstein

¿Alguna vez habrá pensado Ludwig Wittgenstein en crear una máquina que pudiese entender sus aforismos?

Una de las técnicas para la resolución de problemas y el modelado de dominio que se aprende trabajando con computadoras es el pensar cómo crear una máquina que haga lo que el sistema (o un componente del mismo) hace.

Al intentar crear máquinas que puedan “conversar”, es decir, que puedan mantener un diálogo hablado con un ser humano en cierto contexto comunicacional, algunas de las conclusiones más importantes de la “Investigaciones filosóficas” son observaciones naturales.

No se le puede pedir rigurosidad formal a un lenguaje cuya interpretación y coherencia subyacen en la misma materia nebulosa que forma las relaciones humanas, las interacciones familiares, incluso las interacciones entre animales. Un nivel comunicacional sin palabras, donde cada individuo queda definido únicamente por la red de relaciones que mantiene con los demás, pues es el reflejo, la reacción de los demás, lo que valida esas relaciones.

El problema del observador de Foerster lo tenemos siempre y en todo momento. El observador sólo observa lo que él mismo fabrica, y su comunicación con otros acerca de su observación será una construcción más en aquellos que depende a su vez de una red relacional que llamamos sociedad, cultura y lenguaje.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s