Avui ja es Sant Jordi i Amazon arma als cavallers

Encara que a Mèxic poca gent sap que avui es sant Jordi, dia dels enamorats i de les roses i dels llibres, a mi m’agrada molt aquesta diada i vaig molt content a les llibreries per a comprar regals. Avui, que tinc al cap això dels Webs socials, he començat a enumerar els llocs a Internet dedicats als llibres i a la convivència social. Perquè no es sorprenent que hi hagi tants d’aquests Webs? Vostè i jo sabem la resposta: Amazon.

Para los que no lo sepan, hoy es el día de Sant Jordi, un santo que el Vaticano, siempre preocupado por la concordancia con la realidad, ha retirado del santoral por andar matando cosas que no existen. El caso es que a los catalanes les tiene sin cuidado que el Vaticano ande de quisquilloso, y festejan muy contentos algo que se parece mucho al día de los enamorados, con el encantador agregado de que, éste día es también el día de los libros. El día de hoy, en Catalunya se reparten rosas per tot arreu y se regalan libros.

No sé a qué catalanófilo se le ocurrió convertir el 23 de abril en el día internacional del libro, pero ahora en las librerías del todo el mundo andan haciendo promociones y los afectos a regalar libros el día de hoy encontramos ofertas a pesar de no vivir en Cataluña. Sólo espero que esta internacionalización no acabe con las rosas y las representaciones medievales.

Con el Sant Jordi en la cabeza, y el tema que a últimas fechas me ocupa: los sitios sociales en Internet; he enumerado los sitios que conozco dedicados a los libros y la cuenta podría sorprender a todos los pesimistas modernos.

aNobii, LibraryThing, Shelfari, GoodReads, BookCrossing, BookJetty, AbreteLibro y vaya usted a saber cuantos más.

Como que para una sociedad que supuestamente lee tan poco hay bastantes sitios sociales dedicados a platicar de libros, ¿por qué no es sorprendente que sean tantos? Usted y yo sabemos la respuesta: Amazon

Resulta que Amazon es tan rentable que varias empresas pequeñas viven a sus costillas, ganando el 5% del costo de cada libro que se compra debido a un click generado desde los sitios sociales. No es un amor a los libros, sino un incuestionable cariño al gigante de la venta de libros por Internet y a las comisiones que paga, lo que ha favorecido la creación de tantos sitios dedicados a los libros.

Lo bueno del asunto es que los usuarios de estos sitios nos vemos beneficiados con páginas libres de publicidad (aparentemente), mantenimiento técnico aceptable y la opción de descubrir nuevas lecturas y nuevos amigos.

Gracias a Amazon no sólo se ha ganado contar con muchas opciones para elegir un hi5 intelectualoide, sino que para los interesados en sitios sociales, ofrecen un escenario de comparación más acotado de las diferentes maneras de implementar el autocontrol en estos sistemas que si observamos los sitios sociales de cualquier tipo.

Los sitios sociales son como hormigueros, y no por el hecho de tener mucha gente, sino por los comportamientos de autocontrol que se generan casi de la nada y que dan vida y fortaleza al hormiguero, o comportamientos imposibles de controlar que incluso pueden destruir a la comunidad.

Por años, los hormigueros ofrecieron el mejor ejemplo de comportamientos emergentes en entornos sociales. Ahora son los sitios sociales los que podrían beneficiarse del conocimiento adquirido de observar hormigas, ciudades, crecimiento celular y líquenes, y al mismo tiempo, ofrecer nuevas perspectivas de los comportamientos emergentes en sociedades “humanas”.

Los sitios sociales de libros forman, en cierto sentido, un ecosistema virtual, donde el proveedor de comida es el mismo para todos: Amazon.

La supervivencia de un sitio radica en poder conseguir una masa de usuarios y visitantes suficiente para generar los ingresos mínimos debidos a las comisiones pagadas por Amazon y, por supuesto, los sitios no quieren sólo sobrevivir, sino maximizar sus ganancias, por lo que deben luchar entre sí por “enamorar” a más usuarios, sobre todo porque en efecto, los usuarios de este tipo de sitios tampoco son tantos.

Lo interesante es que los mismos usuarios llegan a generar estrategias para “evangelizar” a otros, y es que, entre más usuarios tiene el sitio donde uno está, más personas puede uno conocer, y al final, de eso se trata el juego para la gente. Así es como el hormiguero y las hormigas trabajan juntas, el primero generando un entorno agradable para las segundas, las segundas invitando a otras hormigas a formar parte del mismo hormiguero.

No deja de impresionar que sea sólo una empresa la que mueve este “ciber-ecosistema” donde el amor al dinero, a los libros y a la gente han dado a Sant Jordi fuertes razones para seguir vigente en la era digital, le guste o no le guste al Vaticano.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s