La ubicuidad de la comunicación y su paridad con el diseño

Eso de que un diseñador venga a decir que el diseño no es comunicación es casi como que un médico venga a decirnos que la práctica médica no es ciencia. Algo de razón tendría, pero sólo algo.

Luciano Cassisi escribió un artículo donde trata de probar que eso de que el diseño sea comunicación es sólo una frase de moda. Pero las modas, no siempre son mentiras o trivialidades, de hecho, suelen ocultar sentencias verdaderas de sabiduría popular.

Creo que la razón principal para escribir un artículo así es la frustración ante la desaparición de sentido que parece tener una palabra o una expresión en el lenguaje humano. Cassisi lo dice así:

En la medida en que todo producto y todo gesto, en determinado contexto puede ser capaz de producir sentido y formar parte del fenómeno de la comunicación humana, resulta muy poco específico e incluso inútil afirmar que el diseño es comunicación, pues todo lo es.

Ya Watzlawick encontró este mismo problema cuando enunció sus axiomas de la comunicación humana, en los que establece que “El ser humano no puede no comunicar”. Todo gesto, toda acción es comunicativa, no depende de la intención, sino de la interpretación que nosotros mismos y otros le den a nuestros gestos. Watzlawick no parece molestarse con eso de que todo sea comunicación, más bien parece complacido, y no es para menos, la comunicación es, al final, una forma de hablar de la esencia humana, de su esencia activa. Los seres humanos, cuando somos, comunicamos. Para poder ser, tenemos que comunicar.

En efecto, parece tener poco sentido decir que todo es comunicante, pero ese no es un problema sólo del concepto de comunicación. Si lo pensamos con cuidado, muchas palabras sufren la misma suerte. Piense usted un poco en eso de “existir”, resulta que todo tienen al menos un nivel de existencia, ya sea en el mundo “real”, en el “plano conceptual”, etc. Sin embargo, estamos todos muy contentos usando el concepto de existencia como si fuese una de las cosas más claras en el lenguaje humano.

La gracia del lenguaje natural es que más vale no meterse demasiado con él, no querer cavar muy hondo en el sentido de las palabras, pues se corre el enorme riesgo de colapsar el lenguaje, de desvestir el concepto de significado y sentido.

El problema que plantea Cassisi entre el diseño y la comunicación no es del diseño, mucho menos de la comunicación. Es un problema lingüístico. El problema es la red de usos de las palabras, no un problema conceptual.

A nivel conceptual entiendo la incomodidad de Cassisi con eso de que todo sea comunicación, con la aparente pérdida de sentido del término comunicación cuando “todo” lo es. Pero una incomodidad personal no puede imponerse al uso común de las palabras, a su red de usos, a su “significado”.

Me temo que Cassisi se embrolla innecesariamente en tratar de definir y delimitar el término “comunicación”. Tanto se enreda que de pronto ha revuelto la comunicación de Shannon con algo más bien parecido a la comunicación de Bateson. Y distraído por su incomodidad olvida revisar ambos conceptos y darse cuenta de que no se refieren a la misma cosa. Bateson habla casi de la misma comunicación de Watzlawick que habla casi de la misma comunicación que le molesta a Cassisi, la misma ubicua comunicación que requiere Lacan para que su inconsciente se exprese en el lenguaje y Eco alude cuando dice “es la mirada del otro la que nos define”.

En la medida en que comunicar es para el ser humano lo mismo que existir, que ser, que actuar, el diseño no tiene otra opción que seguir siendo comunicación, pues se trata de una creación humana, de una manifestación de la existencia humana, destinada a ser “observada” por otros seres humanos.

Continua Cassisi:

En ese sentido estricto, el fenómeno de la comunicación no puede determinarse antes de que suceda, no puede proyectarse completamente, no puede diseñarse. Cuando el diseñador gráfico da forma a un enunciado, desde el punto de vista simbólico apenas pre-figura posibles reacciones y respuestas, supone qué sucederá, con mayores o menores expectativas de éxito según el caso.

Así como es cierto que el diseñador no puede saber la reacción de los espectadores, pero la supone lo mejor que puede, el ser humano cuando se comunica verbalmente o por escrito tampoco sabe con precisión cómo reaccionará el otro, de hecho, según Bateson, la comunicación se completa cuando el primer emisor observa la reacción (la contracomunicación) del sujeto con quien se ha comunicado. Es aquí donde se realiza el espejo lacaniano. Tanto en la comunicación verbal más típica como en la que pueda crear el diseño.

En efecto, la frase “diseñar la comunicación” es ya un poco forzada, pero no está desprovista por completo de sentido. En todo caso, cuando se habla de que el diseño es comunicación, no todos entienden que esto implique un diseño de la comunicación.

La discusión acerca de que el diseño no puede ser comunicación por no ser bidireccional ya me parece demasiado. Decir algo así es decir que una novela, una poesía, un artículo periodístico no son comunicación, pues el autor no espera comunicarse de vuelta con sus lectores. A ese paso, Cassisi podría concluir que nada es comunicación, que es una palabra inútil, que más valdría eliminarla del diccionario como a San Jorge del santoral.

Me ha gustado leer el artículo de Cassisi, pero mi desacuerdo con él no puede ser más elemental y profundo. Simplemente no hablamos de las mismas cosas en las mismas formas. Para mi, todo diseño, incluido el diseño gráfico, es comunicación.

2 thoughts on “La ubicuidad de la comunicación y su paridad con el diseño

  1. Resulta muy grato leer una nota tan interesante y tan bien escrita, en respuesta a un texto propio. Más aún al coincidir en casi en todo con lo que dice.

    Efectivamente, aunque pueda sonar extraño, estoy de acuerdo con todas las objeciones y conceptos vertidos por Wigahluk. Tal vez se deba a que mi artículo esté tan mal escrito que no ha logrado aclarar la provocación del título. Efectivamente, mi texto se limita al aspecto lingüístico del término comunicación, aunque con un objetivo educativo. Lo que pretendo explicar a los jóvenes estudiantes de diseño que se forman en las Universidades latinoamericanas, es que los productos gráficos que diseñamos no son “comunicación” sino “comunicados”, lo cual suena muy parecido, pero no es lo mismo.

    Aprovecho para pasar el nuevo link del artículo, ya que el que figura en esta página caducará en pocas semanas: http://foroalfa.org/es/articulo/136/El_diseno_no_es_comunicacion

    Cordialmente,

    Luciano Cassisi

  2. Sin ánimo de competir en gratitudes, es muy grato también recibir una nota del autor de un artículo que he comentado.

    Pues tendré que revisar los acuerdos, porque estoy completamente de acuerdo en que “comunicación” y “comunicado” no son lo mismo.

    En efecto, los productos gráficos que realizan los diseñadores son equivalentes a las “actuaciones” del lenguaje; en ese sentido, el lenguaje no es una actuación y ya, sino todas juntas, las que existen y las que existirán, las “posibilidades” de actuación. La comunicación restringida a la obra de diseño gráfico, es la totalidad de los comunicados, las posibilidades de comunicados, incluyendo las evocaciones que sus creadores querían imprimir y las evocaciones que en verdad imprimen en sus observadores. La actuación acotada, el comunicado por sí mismo, no es ni refleja la totalidad, pero ayuda a construirla.

    Si me lo permite, estimado lector, estimado Cassisi, quisiera recomendarle la obra de un “programador” acerca de la ambigüedad y suficiencia de la comunicación. El libro en cuestión se llama: “Agile Software Development: The Cooperative Game” de Alistair Cockburn y comienza su exposición con una elegante pregunta: “Can you ever know what you are experiencing, and can you ever communicate it?” A pesar de que el tema de Cockburn es el software y las metodologías para crearlo, créame que los primeros capítulos pueden ser disfrutados por gentes de cualquier disciplina.

    He actualizado el link, así que espero estar actualizado al menos en eso.

    Un saludo cordial,

    Witt Igahluk

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s