Un libro para presumir en la sala

mangeloBook 

La ignorancia de los ricos siempre ha sido proverbial, no porque todos los ricos sean unos oligofrénicos olímpicos, sino porque los ricos idiotas hacen idioteces a lo grande y con más publicidad de lo que podría imaginar un ser humano común y corriente, sobre todo corriente.

Resulta que unos tipos que no saben ni quien es Miguel Ángel ni mucho menos para qué sirve un libro, editaron uno de los libros más famosos, más idiotas y más abominables jamás impresos. Lo que es tener dinero y no quererlo gastar en putas o en guardarropas.

Pues sí, el librajo en cuestión pesa nada menos y nada más que 24 kilos, ya sabe usted, para que sea fácil de leer. Pero no crea usted que los 24 kilos son por el finísimo papel empleado y las innumerables páginas que lo componen. No, ¡nada más vulgar que dejarle a las páginas la responsabilidad del peso de un libro! El peso de este libro es por la portada, una señora y lapidaria portada como nunca se había visto alguna. No se lo imagina usted, ni yo tampoco si no hubiese leído la nota, la portada del libro es de PIEDRA, nada menos. Los ocurrentes creadores de semejante adefesio pensaron que no había mejor portada que un bajorrelieve de mármol de Polvaccio, chiquito, de 56.7 x 40.1 centímetros. Una copia exacta como sólo los escáneres tridimensionales pueden ofrecer (pero hecho a mano, pa’ justificar el gasto) de la Virgen de la escalera de Miguel Ángel.

El contenido, 264 hojas de rollo y fotos sobre la obra de Miguel Ángel. Como si fuera posible leer 264 hojas, por más bonitas que estén, en un libraco de medio metro de alto que pesa poco más que el equivalente a 5 bebés recién nacidos. Las fotos, eso sí, se ven bien chulas, pero no para empeñar la casa.

Ya lo sabe usted, si la Hummer con rines chapados en oro y llantas deportivas no fue suficiente para que lo consideren un rico de altura, puede intentar comprarse uno de los 99 libritos de bolsillo de a $130,000 dólares cada uno, nomás córrale porque se acaban, y más con eso de que apenas llevan 33 terminados.

Por cierto, no deje de ver los videítos, no deja de sorprender que lo que parece un anuncio de BMW o un trailer de El código Da Vinci ¡sea el comercial de un libro!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s