Las antienseñanzas de Christopher Alexander

san-sanDesde niños nos enseñan a ser creativos, a ser originales. Nos educan a no copiar a los demás y a tratar de reinventar el hilo negro todo el tiempo, aunque sólo sea ponerle motitas de decoración para distinguirnos de los demás. Con el tiempo, esas enseñanzas serán aprovechadas por la mercadotecnia que seguirá machacándonos lo mismo: “se original, distínguete de los demás, cómprate un…”

Pero resulta que algunos crecemos y terminamos en medio del desarrollo de software o en la arquitectura o en la ciencia o, para acabar pronto, en la vida real. Una vida en la que ser creativo es importante, pero ser práctico lo es mucho más. De nada nos sirve reinventar mil veces la rueda, a veces sólo necesitamos usarla y lo más razonable será tomar la rueda que alguien más, o muchos alguienes más ya inventaron y perfeccionaron; a veces es casi una rueda lo que necesitamos, entonces nos ahorraremos mucho trabajo comenzando con una rueda y modificándola, que haciendo todo desde el principio y sin ayuda. Y en algunas otras ocasiones, con mucha suerte, lograremos mejorar un poco el diseño de la rueda y podremos publicar nuestra humilde aportación a la humanidad. En cualquiera de estos casos, más nos vale saber qué es lo que ya se inventó, así nos ahorramos mucho trabajo, horas de sueño y bastante dinero.

Uno de los pioneros en esta didáctica de la copia, del refrito y del más de lo mismo fue un arquitecto visionario llamado Christopher Alexander, mucho más conocido en el mundo del desarrollo de software por su libro Pattern Language, inspirador de lo que ahora se ha convertido en el BUM de la arquitectura y el desarrollo de software.

Christopher Alexander no sólo nos enseñó que es más fácil organizar las soluciones ya probadas a problemas típicos en “patrones”, lo más importante es que nos desenseñó a pretender ser originales a toda costa. Nos mostró que es posible y más valioso ser creativo reusando lo que otros han hecho. Hacemos las cosas más fáciles y con más eficiencia si nos aprovechamos de la experiencia de los demás.

Finalmente, lo que Alexander nos mostró no es tampoco muy original. Es la historia de la ciencia y de la tecnología en la humanidad. Nuestro conocimiento se cimenta siempre en el conocimiento anterior. Pero nadie había dicho las cosas tan claritas como aquel viejo arquitecto que, como los jugadores de Go, se dedicó a formar un compendio de Josekis de la arquitectura. Al igual que en el juego, los patrones no son para no pensar, sino para que podamos concentrarnos en la obra completa, dejando los detalles de la implementación en manos de la experiencia acumulada de generaciones de jugadores, arquitectos, desarrolladores, científicos y profesionales de todo tipo.

7 thoughts on “Las antienseñanzas de Christopher Alexander

  1. Yo creo que es mejor entender la solucion y luego utilizarla, mejor que reinventar la polvora… o no?… algo asi como la herencia, reutilizacion….:P

  2. No entendí si lo que se intenta hacer es una crítica o un elogio a sus enseñanzas. Recomiendo encontrar la fuente de los razonamientos de Alexander en su obra “The Nature of Order”, en donde puede comprenderse mejor el porqué de los patrones que él toma. Su obra es básicamente una crítica a la arquitectura actual, que carece según el de la “vida” de gran parte de las obras del pasado. No las considero anti-enseñanzas, sino más bien una perspectiva propia que puede también ser una inspiración para la creación de nuevas formas de ver nuestro mundo.

  3. Gracias por tu comentario y por la recomendación, ya está en mi lista de Amazon y espero pronto comenzar a leerlo.

    Lo que intenté es sin lugar a dudas un elogio, no sólo a las ideas de Alexander, sino también a la forma que estas ideas han tomado en el mundo de la tecnología, principalmente en el desarrollo de software.

  4. Gracias me interesa el tema.
    También se puede ver aplicado en el modelo gitorius de construcción de software y en un futuro a algunos productos de diseño con copyleft.
    Creo que esta mas claro en el libro de “The Timeless way of Building”
    También viene una crítica a este tipo de pensamiento en la obra de Rafael Lopez Rangel para tener 2 puntos de vista.

  5. Gracias por tu comentario Leo. No conozco el libro “The Timeless way of Building” de Alexander, lo voy a revisar al igual que la obra de Lopez Rangel. No sé a qué te refieres con el modelo gitorius, te refieres a gitorious.org? Qué modelo de software proponen? Por lo que entiendo, ellos son competidores de GitLab y GitHub, pero no conozco ningún model de desarrollo relacionado con ellos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s